Qi Gong (Chi Kung) para el Otoño

Con la práctica de Qi Gong buscamos continuamente el estar armonizados con los ritmos de la naturaleza, de las estaciones. Vivimos en una época en la que es fácil olvidarnos de esa interconexión con el mundo natural, y Qi Gong nos ofrece una magnífica oportunidad para parar un poco el ritmo y escuchar a esa sabiduría que nos rodea, y que también se encuentra en nuestro interior.

Qué nos enseña el otoño

Cada estación nos trae oportunidades únicas de aprendizaje. En primavera tenemos el potencial para nuevos comienzos, y en verano sentimos la expansión de nuestro corazón y la alegría. El otoño, a su vez, nos brinda la oportunidad de dejar ir aquello que ya no es de utilidad, de crear nuevos espacios para permitir que entre lo nuevo.

Los seres humanos a menudo tenemos miedo de dejar ir, incluso cuando tenemos la certeza de que es algo saludable. Nos agarramos a lo conocido, sin confiar en que ese cambio puede representar una oportunidad para crecer como personas.

Nos aferramos al estrés, a las emociones estancadas, a la tensión en nuestros cuerpos. Mantenemos antiguos patrones de comportamiento y de pensamiento, e incluso relaciones que sabemos que no son saludables, o trabajos que no nos aportan nada.

Y esto lo hacemos muchas veces de manera inconsciente.  O bien pensamos que, si dejamos ir algo de lo que tenemos, podemos quedarnos vacíos. Y seguimos acumulando…

Con la práctica de Qi Gong para el otoño damos un paso hacia atrás, y miramos hacia adentro para darnos cuenta de aquellas cosas que sí que estamos preparados para dejar ir: emociones, actividades, trabajo, relaciones, …

Una vez hecho esto, obtenemos una profunda sensación de espacio y expansión en nuestras vidas. Espacio para crear, soñar, amar; espacio para convertirnos en aquello que de verdad deseamos ser.

Obviamente, este proceso de crecer, soltar, y crecer de nuevo, se desarrolla a lo largo de toda nuestra vida, al igual que el continuo paso de las estaciones. Como reza el título de la hermosa película de Kim Ki-Duk, “Primavera, verano, otoño, invierno…y primavera”, Qi Gong nos permite adaptarnos a este paso del tiempo, manteniendo esa armonía y consiguiendo que disfrutemos de un buen estado de salud.

Ya sea que vayas buscando el liberarte de emociones y tensiones acumuladas, el crear espacio para nuevas oportunidades, o bien fortalecer tus sistemas respiratorio e inmune, Qi Gong para el otoño es un excelente método para cultivar todo tu ser. Haz clic en el enlace de abajo para aprender un poco más, e incluso asistir y probar alguna clase.

https://institutovive.org/qi-gong/

Recommended Posts

Dejar un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Instituto Vive, S.C.A..
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  HostArmada.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Contacto

No estamos disponibles en estos momentos pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt
0
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver Política de cookies
Privacidad
X