Psicología Integradora para días extraños

Como sabes, en Instituto Vive trabajamos diferentes disciplinas que abarcan desde la Pedagogía y la Biodanza, el Mindfulness y el Qi Gong, o el Acompañamiento Familiar entre muchas otras.

En estos días extraños de coronavirus venimos ofreciendo algunos consejos para trabajar por nuestra Salud Integral y hoy queremos dar relevancia a varias recomendaciones nacidas de la Psicología Integradora.

Nuestra experta en el tema, Conchi Marín, precisa que la gestión de lo que estamos viviendo tiene una vertiente individual y otra colectiva, de la comunidad.

Aprendamos a gestionar las emociones

A nivel individual, Conchi sugiere que trabajemos la gestión emocional y profundicemos en nuestro autoconocimiento. Esto nos ayudará a mantener un equilibrio sano, que no nos haga daño. Es fundamental atender a nuestras emociones. Para ello, realizar un trabajo de escucha y de identificar qué nos están diciendo, poner de relevancia nuestros estados anímicos y emocionales y ser conscientes de cómo nos afecta la situación. También estar muy pendientes de cómo nos influye la información que nos llega de fuera.

Darse cuenta de esto, tenerlo presente, ser conscientes de nuestras emociones es muy importante. La tendencia habitual y el ritmo de nuestros días, nos lleva a desconectarnos de nuestro cuerpo e incluso a ignorar la presencia de las emociones. Podemos pasar el día viendo noticias sobre la situación y no darnos cuenta de cómo el asunto nos va sobrecargando y tensionando.

Una vez detectada la alteración o nuestro estado a nivel emocional y corporal, toca tomar conciencia del origen de esa sobrecarga. Tal vez hay demasiada preocupación, incluso pensamientos catastrofistas. Tal vez haya sobreinformación, fruto de dedicar un tiempo excesivo a ver las noticias sobre el tema. Esa sobreinformación también puede venir si simplemente se deja la tele o la radio de fondo. Todo esto nos impide desconectar y escucharnos de manera atenta.

Y no olvidemos que otra fuente de sobrecarga emocional pueden ser los comentarios de familiares o amigos. O informaciones contradictorias que encontramos en redes sociales, noticias que no son verídicas y que tienen un efecto en nuestro malestar, informaciones que abundan en lo negativo…

Una vez que hemos reflexionado e identificado el foco de nuestra alteración, podemos probar a minimizarlo a través de actividades que nos hagan desconectar un poco de la realidad, actividades relajantes, que nos gusten, nos hagan sentir mejor y aumenten nuestra sensación de seguridad.

Si el temor llega a sobrepasarnos de algún modo, siempre podemos recurrir a profesionales en la gestión de las emociones y la psicología. Nos ayudarán enseñándonos cómo gestionar el miedo, la angustia o la ansiedad y nos brindarán una guía para relajarnos.

Cuidemos también a la comunidad

Desde el punto de vista colectivo, es necesario también tomar conciencia de que lo que trasmitimos puede afectar a otras personas, podemos estar creándoles inseguridad o angustia sin que nos demos cuenta. Por eso, es importante ser responsables a la hora de compartir información y cuidar la forma de expresarnos, sin contagiar nuestro temor o miedo.

Debemos ser conscientes de que cada persona tiene una importante responsabilidad social, ya que, aunque sea sin premeditación, contribuir a fomentar el pánico colectivo es peligroso.

Por el contrario, trasmitir tranquilidad, alegría, comprensión, solidaridad, unión, esperanza… Sin duda, estas emociones ayudan a que nuestra comunidad se refuerce y sea más positiva. Pero además, contribuyen a que, a nivel corporal se potencien los sistemas inmunológicos, provocando una mayor claridad mental a la hora de encontrar soluciones creativas. Incluso, favorece que tengamos más ánimo para cuidar mejor de nuestros hábitos y alimentación, lo cual también nos fortalece frente a cualquier amenaza.

La fuerza de los cuidados

Estos consejos pueden hacernos reflexionar con un poquito de sana autocrítica, ver cuál es el papel que ocupamos en nuestra comunidad y cómo lo estamos ejerciendo. Ya sabemos que para poder cuidar a las demás personas, debemos empezar primero por cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente propias. Eso sí, desde Instituto Vive queremos felicitar a nuestra comunidad por la unión y por la solidaridad que está demostrando en estos días duros.

¡Gracias de corazón! Y, ya sabéis, si necesitáis una ayuda, un consejo, una guía… podéis contar con nuestro servicio de Psicología Integradora! Contacta con Insituto Vive!

Si quieres algunos consejos más, en esta ocasión desde la disciplina del Mindfulness, no dejes de visitar nuestro artículo La energía de la primavera.

Además, si a nivel familiar estás encontrando algunas dificultades para estar en equilibrio en estos días, tenemos a pleno rendimiento nuestro servicio de Acompañamiento Familiar. Aquí tienes más información.

Nos vemos en las redes! Conéctate a Vive!

Recent Posts
Contacto

No estamos disponibles en estos momentos pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt
manos en el corazón
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
X